Por: Mauro Guzmán Morales

El recuerdo que tengo de Chus Garza, el el de un hombre alto, enjuto, que usaba gorra con visera, dicharachero, piropeador y bullanguero, sobre todo cuando andaba sarao, como se dice.

Era vaceador de cantinas y es probable que en una de esas “fugas geográficas”, de que hablan los Alcohólicos Anónimos haya decidido abandonar la ciudad en busca de nuevos vientos acompañado de su numerosa prole.

Pasaron muchos años sin dejarse ver por estos lares. Cuál entonces sería la sorpresa cuando en una noche de coronación de las Fiestas Julias, escuchamos que un hombre alto y enjuto con corra de viera se removía emocionado en la galería del viejo Teatro Municipal, lanzando vivas a Huehuetenango, a la Reina y a todos quienes se le ponían enfrente.

– Viva Huehue! Viva nuestra Reina de las Fiestas Julias! Viva mi tierra y que viva yo, Chus Garza, veinte años de no ver a mi Huehue! Chulo mi lindo Huehue! Que vivan los huehuetecos!

Y entonces se dejaron llover silbidos, aplausos y vivas y mas vivas de toda la concurrencia.

Teatro
Fotografía Antigua del Teatro Municipal. Utilizada con fines ilustrativos para el artículo.

Pero en tanto Chus Garza seguía su algarabía de recién retornado a su tierra, abajo en uno de los palcos el Gobernador mas gordo que ha tenido Huehuetenango, hizo señas a un policía que custodiaba su palco, algo le dijo al oído y minutos después Chuz Garza era sacado de “zopilotío” por unos policías. Bajando aquellas viejas y angostas gradas se oía claramente la voz gritona de Chus diciendo: “Ay de mi Huehue! Pero que pura mierda es Huehue!

Ante el honorable que abarrotaba el teatro, un hombre desbordando alegría por retornar a su tierra, fue sacado y dejado a media calle. Un guardia le tiró de lejos aquella característica cachucha con la que acompasaba sus vivas enérgicos de huehueteco a cuyo pueblo, después de veinte años, le resulto un verdadero extraño.


Mauro Guzmán Morales (+) Locutor, escritor e historiador.
Publicado en Nosotros la Gente de Huehue 1997.

 

Artículos similares

584