MolinoElvira
Fundadores del antiguo Molino Elvira: Elvira Méndez y Francisco Ovalle

El Molino Elvira, fue hasta hace una década, una de las empresas huehuetecas mas reconocidas en el departamento. Fue fundada en el año 1925 por el señor Francisco Ovalle Alvarado y su esposa Elvira Méndez Hidalgo de Ovalle quienes tuvieron la iniciativa de fundar un molino de trigo para producir harina en la ciudad de Huehuetenango. En honor a su esposa, el señor Ovalle decidió bautizarlo con el mismo nombre: Molino Elvira, y con el paso de los años se convirtió en una institución, parte de la identidad de Huehuetenango ya que fue un símbolo de trabajo e industria para la ciudad durante casi un siglo.

La primera maquinaria que se utilizó después de la construcción de un pequeño edificio era bastante moderna para aquella época.

Con el tiempo, y el aporte de trabajo de la familia y trabajadores en la empresa el Molino Elvira aumentó su capacidad hasta convertirse en uno de los molinos procesadores de harina más grandes de Guatemala.

MolinoElvira Año 1925

La idea de fundar el Molino Elvira en Huehuetenango y principalmente en el lugar que ocupó, en la salida de Huehuetenango por el Calvario, hacia el municipio de Chiantla, era porque en aquel lugar se ingresaba todo el trigo que se produce en el norte del departamento de Huehuetenango que era considerado un departamento nato para producir trigo de excelente calidad.

En aquel entonces, la idea a corto plazo era producir harina de trigo para surtir especialmente el mercado del departamento, sin embargo al ser superada dicha expectativa, una nueva meta fue trazada en cuanto a también trabajar con trigo extranjero y satisfacer con variedad de productos procesados en el molino, los departamentos de Guatemala, incluyendo la ciudad capital.

Con el incremento de demanda y los nuevos mercados, el Molino Elvira necesitó innovarse y por lo mismo ampliar las instalaciones físicas, adquirir nueva maquinaria e incrementar puestos de trabajo. Para ello, siempre se valió de capital local.

Durante su funcionamiento, la empresa también colaboró en atender algunas areas sociales en el departamento a través de la ayuda a familias de escasos recursos, donación de medicinas y aportes económicos a diferentes instituciones de salud y educativas. Uno de sus principales programas de apoyo lo consistía en la donación de pupitres a escuelas rurales en el departamento.

Al final de su trabajo social el Molino Elvira contaba con la donación de 10,000 pupitres  de doble plaza durante el tiempo que su programa de apoyo existió.

El Molino Elvira fue clausurado en años recientes, actualmente únicamente pueden divisarse las instalaciones en donde funcionó durante casi un siglo.

Molino Elvira
Anuncio publicado en el año 1997.

Artículos similares

551